POLITICAS DE COMPRA

Todas mis joyas son hechas 100% a mano, siempre debes tener presente que las joyas hechas a mano no son perfectas, pero están hechas con amor. Cada pieza es única por lo que es prácticamente imposible duplicarla. Si lo que buscas en una joya perfecta, feliz puedo recomendarte joyerías donde tienen 100 anillos iguales.

En el caso de que no conozcas las medidas de tus dedos, siempre deberemos reunirnos para que yo pueda medirlos. Si tú conoces la medida, será de tu estricta responsabilidad, no se aceptaran devoluciones de anillos por error de medida cuando esta haya sido proporcionada por el cliente. Siempre repararé tu joya hasta dejarla del tamaño correcto, pero debes ser consciente que eso tendrá un costo para ti, dependiendo del anillo, puede ser gratis o llegar hasta el 40% del valor, ya que en algunos casos implica hacer la joya desde cero. Cuando la medida sea tomada personalmente por mí, no debes preocuparte, en caso de que tu anillo no te quede bien yo me hare 100% responsable.

¿Sabías que las medidas de tus dedos cambian durante el año?, no te sorprendas si un anillo comprado durante el invierno te queda chico en el verano, porque la medida de tus dedos puede variar hasta en 3 números. Siempre debes medirte el dedo en el cual usaras tu anillo, la mano derecha y la izquierda pueden ser muy distintas! (aunque no lo parezcan)

Todos los metales que utilizo son nobles, plata 950 o 925, Oro amarillo 18 o 21 K y Oro blanco 18K. La ley del metal siempre será informada antes de realizar tu compra. Si se trata de piezas bañadas en oro, también será informado previamente. Nunca me preguntes si trabajo con acero.

Por tratarse de joyas realizadas a pedido y a medida, siempre se deberá abonar un 50% del total para confirmar tu orden de compra. El 50% restante deberá ser cancelado contra entrega.

En el caso de las joyas a pedido o “pedidos especiales” puedes tener la certeza de que ese diseño es exclusivamente tuyo, jamás verás replicado un Tesoro que fue realizado para una persona en especial. Es importante que tengas en cuenta que una vez aprobado el diseño y el valor, cualquier modificación que sea solicitada puede influir en el valor final y ese costo deberá ser asumido por el cliente.

POLITICAS DE COMPRA

Todas mis joyas son hechas 100% a mano, siempre debes tener presente que las joyas hechas a mano no son perfectas, pero están hechas con amor. Cada pieza es única por lo que es prácticamente imposible duplicarla. Si lo que buscas en una joya perfecta, feliz puedo recomendarte joyerías donde tienen 100 anillos iguales.

En el caso de que no conozcas las medidas de tus dedos, siempre deberemos reunirnos para que yo pueda medirlos. Si tú conoces la medida, será de tu estricta responsabilidad, no se aceptaran devoluciones de anillos por error de medida cuando esta haya sido proporcionada por el cliente. Siempre repararé tu joya hasta dejarla del tamaño correcto, pero debes ser consciente que eso tendrá un costo para ti, dependiendo del anillo, puede ser gratis o llegar hasta el 40% del valor, ya que en algunos casos implica hacer la joya desde cero. Cuando la medida sea tomada personalmente por mí, no debes preocuparte, en caso de que tu anillo no te quede bien yo me hare 100% responsable.

¿Sabías que las medidas de tus dedos cambian durante el año?, no te sorprendas si un anillo comprado durante el invierno te queda chico en el verano, porque la medida de tus dedos puede variar hasta en 3 números. Siempre debes medirte el dedo en el cual usaras tu anillo, la mano derecha y la izquierda pueden ser muy distintas! (aunque no lo parezcan)

Todos los metales que utilizo son nobles, plata 950 o 925, Oro amarillo 18 o 21 K y Oro blanco 18K. La ley del metal siempre será informada antes de realizar tu compra. Si se trata de piezas bañadas en oro, también será informado previamente. Nunca me preguntes si trabajo con acero.

Por tratarse de joyas realizadas a pedido y a medida, siempre se deberá abonar un 50% del total para confirmar tu orden de compra. El 50% restante deberá ser cancelado contra entrega.

En el caso de las joyas a pedido o “pedidos especiales” puedes tener la certeza de que ese diseño es exclusivamente tuyo, jamás verás replicado un Tesoro que fue realizado para una persona en especial. Es importante que tengas en cuenta que una vez aprobado el diseño y el valor, cualquier modificación que sea solicitada puede influir en el valor final y ese costo deberá ser asumido por el cliente.